• Atracciones
  • Molino
  • Patrimonio arquitectónico
  • Museo o centro de interpretación
Un magnífico molino perfectamente restaurado que alberga un interesante museo. Catalogado en 866 entre los molinos que pertenecían a la Abadía de Lobbes, fue equipado en 1850 con engranajes de hierro fundido y ejes de hierro. A lo largo de los últimos años, el propietario Albert Declercq, y el molinero, Emile Paquet, restauraron los mecanismos interiores del molino y el saetín para mantener vivo este testigo del pasado. Se trata de un molino con una rueda de paletas, una alimentación superior (insólita en la región) y saetín. La totalidad presenta una gran homogeneidad arquitectónica neoclásica con bovedillas regulares. Destaca la restauración por su revestimiento blanco.
Visitas guiadas para grupos todo el año (10 personas mín.) todo el año reservando.
Abierto el fin de semana del patrimonio de 10.00 h a 18.00 h.
Idiomas: francés, neerlandés e inglés.
Duración de la visita: 1.30 h.
Visita «Del grano a la harina», reservar por escrito: 2 € por persona.
Refrigerios reservando. Se pueden realizar comidas campestres en el interior o exterior (a concertar).
Hacemos todo lo posible para informarte, sin embargo te recomendamos que te pongas en contacto con el proveedor del servicio antes de viajar. Consejos para los viajeross.
La información que obtendrá se da a título indicativo. Antes de salir, póngase en contacto directamente con las atracciones, museos o proveedor de servicios, organizador de la actividad que le interesa.

Equipamientos

Cafétéria