0Resultados

La memoria de la Segunda Guerra Mundial está omnipresente en Bastoña. Los museos que recuerdan el invierno de 1944 recrean el ambiente de los combates de la batalla de Las Ardenas. Este periodo marcó a la ciudad hasta en sus tradiciones. No te pierdas la Puerta de Trèves de una estatura imponente.

El Mardasson

Este memorial, construido para honrar la memoria de los 76 890 soldados americanos fallecidos durante la batalla de Las Ardenas, es el emblema de la ciudad. Su plano representa a la estrella americana, en recuerdo de los desaparecidos.

El Bastogne War Museum

Este museo te sumergirá en la realidad de la Segunda Guerra Mundial y de la batalla de Las Ardenas. En este edificio con arquitectura atrevida y contemporánea, vivirás la vida de cuatro personajes a través de objetos de época, puestos en escena, multisensoriales y en 3D, y testigos.

La Puerta de Trèves

Esta imponente torre cuadrada es el último testigo de las murallas que rodean la ciudad en la Edad Media. Durante su demolición, la puerta se convirtió en prisión y en casa de paso, luego se restauró después de la Segunda Guerra Mundial. Hoy es posible visitarla reservando para apreciar las exposiciones temporales que tienen lugar.

Te enamorarán: las Bastogne Barracks

Un Centro de Interpretación de la Segunda Guerra Mundial se ha instalado en las Bastogne Barracks. Desde esta caserna, el General Mc Auliffe respondió el conocido «¡Nuts!» ante la petición de rendición de los alemanes que rodeaban la ciudad. Descubre el actual taller de restauración de vehículos militares.

¿Qué ver o hacer en Bastoña?