Si Chimay y su queso son unos embajadores internacionales incomparables, el escabeche es de lo más emblemático en la región y, si pasas por Chimay, ¡lo tienes que probar!

El escabeche

Es imposible irse de Chimay sin haber probado esta especialidad regional. En sus orígenes se usaba para conservar la carne y el pescado con el vinagre que contenía. Hoy es una receta a base de anguilas (a veces truchas) que se come fría, más o menos dos días después de haberse preparado.

El queso trapense de Chimay

Como la cerveza, el queso de Chimay lo hacen los monjes. Es un producto reconocido como «trapense» y hecho a base de productos locales. La leche de los quesos procede de las granjas vecinas a la quesería. A lo largo de los años, la gama se ha ampliado, ofreciendo quesos a la cerveza de Chimay.

La cerveza trapense de Chimay

Auténtica trapense todavía elaborada dentro de las murallas del monasterio de Scourmont, esta cerveza se creó en 1862 para satisfacer a las necesidades de los monjes. Su carácter y sus cualidades se aprecian en todas partes. Chimay Triple, Dorée o Bleue, ¡sólo tienes que elegir tu preferida!

Espinette de Thiérarche

Este aperitivo 100% natural se produce en Chimay. Se realiza con vino y espinas recogidas en la región. La espina da un sabor y aromas incomparables que hacen de este aperitivo una excelente bebida que podrá aromatizar tus platos.

También te gustará