Uno de los platos emblemáticos de Tournai se sirve el primer lunes después de la Epifanía. Al comienzo de la comida, dice la tradición que cojamos «Los Billetes del Rey». Es así como se atribuyen los roles a los comensales. Y cada vez que el rey bebe, todos lo acompañan.

El conejo perdido

En Tournai, el lunes siguiente a la Epifanía es tradición comer el famoso conejo «a la manera de Tournai». Durante este Lunes Perdido, la comida se acompaña con todo un ritual. El conejo con ciruelas y pasas se cuece tradicionalmente con agua. Se sirve con manzanas al vapor.

El Tournaisien

Este aperitivo se hace a base de cerezas. Es bastante azucarado, pero muy sabroso.

La Tournay

La Tournay es la cerveza de la ciudad. Rubia, negra, triple o de Navidad, se difunde en distintos colores y tipos. Pero se caracteriza por la pureza de los ingredientes utilizados: la cebada y el lúpulo únicamente. Estas cervezas han fermentado en botella y no están pasteurizadas ni filtradas. La Tournay es la única cerveza elaborada en la entidad de Tournai por la cervecería de Cazeu.

El Clovis

El Clovis es un pastel creado con motivo del 1.500.º aniversario de la muerte del rey merovingio Childéric y de la coronación de su hijo Clovis en Tournai, entonces capital. Este postre se hace con franchipán, y un fondo de confitura de albaricoque y piña. Se acaba espolvoreando almendras en láminas. ¡Un auténtico regalo!

También te gustará