La gastronomía en Spa rima con la naturaleza y la historia

Enclavado en las colinas boscosas, Spa ha sabido aprovechar unos arándanos que pueden estar en aperitivos o pralinés. En cuanto a la cerveza local, se inspira en la historia de la ciudad y sus visitantes de antaño.

La Bobeline

La Bobeline es una cerveza local que hace referencia al sobrenombre que se daba antaño a los turistas que visitaban Spa por sus aguas. Se difunde en distintos sabores. Tanto si es rubia, negra o de una edición navideña, podrás apreciar el gusto sutil y complejo.

Las albóndigas en la Bobeline

¡En la provincia de Lieja, las albóndigas son sagradas! La ciudad de Spa no es una excepción con sus albóndigas a la manera de la Bobeline. Su salsa tiene un buen gusto de cerveza potente. Un consejo: acompaña tu plato con una cerveza negra como la Bobeline Black Label.

La Rosée de Spa

Ciudad verde, Spa rebosa de bosques que rodean la ciudad y ofrecen mil y una riquezas naturales. El arándano forma parte y tiene un lugar importante en la región. De este fruto nace la Rosée de Spa, una sutil mezcla entre el arándano y la manzana. Este aperitivo 100% regional se bebe bien fresco y en todas las ocasiones.

La Spadoise

Este delicioso praliné recoge unos arándanos procedentes de los bosques de los alrededores y del chocolate. ¡Una delicia que no te puedes perder!