Nuestra selección de visitas que no te puedes perder en Rochefort

Nuestra recomendación

No te pierdas esta visita a dos pasos de Rochefort, en el Centro del Raíl y de la Piedra de Jemelle que te desvelará todas las facetas de la red ferroviaria belga y de la piedra calcárea. Descubrirás una colección de herramientas o incluso de trenes en miniatura. Podrás jugar al aprendiz conductor pero también a conocer todos los secretos de la extracción de la piedra calcárea o de la fabricación de la cal. ¡Pero también te esperan otras maravillas!

Las Grutas de Han

El Dominio de las Grutas de Han te propone tres lugares en la naturaleza. Para comenzar, hay sus grutas subterráneas de una belleza excepcional. A continuación te espera el parque de animales acondicionado en un antiguo valle del Lesse. Podrás admirar los lobos, los linces o incluso los osos. Finalmente, venerado desde la época neolítica, el dominio rebosa de muchos objetos prehistóricos que descubrir a través de la exposición «PréhistoHan».

La granja de avestruces de Doneu

Desde 2004, esta cría de avestruces, situada en un entorno encantador, te invita a descubrir el universo de estos extraños pájaros. Jacques y Lydia te reciben durante más o menos una hora para aprender más sobre la avestruz, su vida en cautividad y su entorno natural. ¡Termina a lo grande con una degustación de crepes hechas con huevos de avestruz… ñam-ñam!

El Dominio de Chevetogne

¿El paraíso para los pequeños y los adultos? ¡En Chevetogne lo encontrarás durante un día, un fin de semana o más! Este bonito dominio concentra, en un solo lugar, los deseos de cada uno: espacios para las familias, senderos por los que caminar a través de bosques y jardines para los amantes de la naturaleza, terrenos deportivos para los deportistas y fabulosas zonas de juego para los diablillos.