• Atracciones
  • Monumento
  • Patrimonio arquitectónico
Dos construcciones precedieron al actual Palacio de los Príncipes-Obispos. 

La primera, construida bajo el episcopado de Notger, estaba integrada en las fortificaciones de la primera muralla de la ciudad. Fue destruida en un incendio en el año 1185.

La segunda corrió la misma suerte en 1505. La magnificencia y la originalidad del palacio actual es obra de Erad de la Marck. El primer patio permanece abierto al público.

Actualmente, el Gobierno Provincial, en uno de los lados, y la Justicia, en el otro, ocupan este edificio.

Hacemos todo lo posible para informarte, sin embargo te recomendamos que te pongas en contacto con el proveedor del servicio antes de viajar. Consejos para los viajeross.
La información que obtendrá se da a título indicativo. Antes de salir, póngase en contacto directamente con las atracciones, museos o proveedor de servicios, organizador de la actividad que le interesa.