• Atracciones
  • Patrimonio religioso
En 1152, Enrique el Ciego, conde de Namur, cedió la iglesia de Leffe a los monjes premonstratenses de Floreffe.

El monasterio, como resultado de esta donación, pasó a ser una abadía en el año 1200. Reconstruida en los s. XVII y XVIII y posteriormente saqueada por los revolucionarios en el año 1794, la edificación se vendió en 1816 para transformarse en un taller.
En 1903 fue adquirida de nuevo por los monjes premonstratenses franceses, entonces en el exilio y, a partir de 1931 la restauraron sus hermanos flamencos de Tongerlo, quienes restablecieron la abadía.
Actualmente, la abadía dispone de un doble patio interior. Las dependencias abaciales del s. XVII, remodeladas en 1747, lindan con las dependencias de los huéspedes que datan de 1604.
La antigua biblioteca separada de la abadía, se ha convertido en una escuela de primaria.

Antes de salir

Visitas: miércoles, sábados y domingos, a las 15.00 h (excepto el 6 de junio, el 14, el 15 y el 28 de agosto o notificación contraria).
Duración de la visita: 1 h máximo.
Entrada gratuita.

Tras las inundaciones que han afectado a Valonia, no se puede acceder a algunos lugares turísticos y regiones. Por favor, póngase en contacto con su operador antes de venir (redes sociales, teléfono…). Algunos operadores podrían estar ilocalizables. El sector está haciendo todo lo posible para recibirle con la mayor brevedad. Gracias por su comprensión. Consejos para los viajeros
La información que obtendrá se da a título indicativo. Antes de salir, póngase en contacto directamente con las atracciones, museos o proveedor de servicios, organizador de la actividad que le interesa.