Le Romain des Bois

Cerca de la basílica se encuentra un cafetín de lo más original. Con su atmósfera forestal y su ambiente musical relajado, este pequeño restaurante te propone una cocina ardenense regional para el placer de las papilas, pero también de la vista.

L’Auberge du Sabotier

Esta antigua casa de postas del siglo XVII, miembro de los «Relais du Silence», se encuentra en un pueblecito ardenés en el centro del bosque de Saint-Hubert. Podrás probar una cocina clásica actual gracias a las nuevas técnicas.

Les Gamines

Agradable y familiar, este bistronome gustará a todos. Con sus tres menús; mesas, mostrador y tienda de comestibles, este restaurante es muy valorado por los gastrónomos, pero también por los amantes de los buenos vinos debido a su bodega abierta al público.

También te gustará