La gastronomía de Dinant se difunde con vino, cerveza, tartas y galletas. La galleta «couque de Dinant», con sus esculturas temáticas, es deliciosa, pero no intentes masticarla, ¡o ten mucho cuidado con los dientes! La tarta flamiche de Dinant es más fácil de degustar. ¿Y por qué no acompañar estas especialidades con un vino de un Château o una cerveza Caracole?

La tarta Flamiche de Dinant

La tarta Flamiche se hace con una bola de Romedenne (queso graso), mantequilla y huevos. Se le ocurrió a una granjera a la que se le cayó, en un descuido, su cesta llena de huevos, mantequilla y queso. ¡Cada 1 de septiembre, se organiza un concurso para ver quien come más Flamiche!

Los vinos del Château Bon Baron

Este viñedo ubicado en los Valles de Sambre y de Mosa ofrece vinos de calidad realizados según la tradición y ecológicos. Estos vinos tienen una denominación de origen protegida «Costa del Sambre y del Mosa». Podás visitas este viñedo con cita previa.

La galleta «Couque de Dinant»

Esta tradicional «couque de Dinant» es una galleta conocida por ser particularmente dura. Se difunde en distintas formas al ritmo de las temporadas y las fiestas. Sin embargo, conserva sus tres ingredientes básicos: la miel, la harina y el azúcar. Un consejo práctico para la degustación, ¡no intentes morderla o te romperás los dientes! ¡Se tiene que chupar!

La Caracole

La Caracole es una cerveza ámbar con aromas de lúpulo y unas notas de mar. Te seducirá por su amargor perfectamente equilibrado así como por sus notas de flores de naranjo, moca y regaliz. Se trata de un producto de la Cervecería Caracole que se elabora a la antigua, en unas cubas calentadas con leña. ¡No dudes en visitar el lugar!

También te gustará