Saint-Hubert | Capital de la caza

Saint Hubert toma su nombre de un gran cazador del siglo VII que se encontró un día frente a un ciervo con una aureola de luz y un Cristo crucificado en su cornamenta. Tras la llamada de Dios, se convirtió y pasó a ser un santo.

Capital europea de la Caza y de la Naturaleza, la ciudad de Las Ardenas, en Bélgica, se puede enorgullecer de tener magníficos monumentos, como la basílica y el palacio abacial, que recuerdan a la leyenda de san Hubert. En lo que se refiere a los eventos, no te puedes perder el Royal Juillet Musical, Les Hubertoises, las fiestas de Saint Hubert con la muy esperada bendición de los animales, o el bramido del ciervo.

Todo anima a descubrir los alrededores de la ciudad: el Gran Bosque de Saint-Hubert y sus infinitas posibilidades de paseos a pie o , el parque de animales de caza que rinde homenaje a la fauna y la flora locales, el Dominio del Fourneau Saint-Michel que atestigua un pasado industrial y rural… Y no hay que olvidar el campo de aviación y el Museo Pierre-Joseph Redouté apodado «el Rafael de las flores». Si eres un fan de la caza y de la naturaleza: ¡Saint Hubert te abre las puertas!