La Roche-en-Ardenne, o «La Roche», en Bélgica, es un destino para hacer turismo muy popular. Las familias pasan un fin de semana o más, en un entorno natural en el que abunda el ocio.

La Roche está ubicada en pleno centro de Las Ardenas belgas, en medio de un paisaje compuesto de bosques espesos que invitan a pasear, valles y zonas agrícolas. A los gourmets les alegrará probar las especialidades locales, como el conocido jamón de Las Ardenas.

La Roche hace soñar a los amantes de los lugares llenos de historia. Esta pequeña ciudad está repleta de tesoros, como el museo de la batalla de Las Ardenas, lugar de memoria histórica imprescindible, o incluso las ruinas de su castillo feudal.