Instalado en la orilla del Semois, Bouillon, en Bélgica, alegrará a los turistas amantes de la historia y de la naturaleza.

El castillo, en su peñasco, alojó a Godofredo de Bouillon antes de que llevara a cabo las cruzadas. Este castillo es el vestigio feudal más antiguo de Bélgica y una de las fortalezas de Europa más destacadas. Un viaje en el tiempo que completarás con una visita al Museo Ducal y al Archéoscope. Otro momento fuerte de la ciudad fue el siglo XVIII, «Siglo de las Luces de Bouillon», cuando alcanzó un rico apogeo cultural gracias a la imprenta.

¡La otra gran ventaja de Bouillon es la naturaleza! Los paisajes y panorámicas cautivadoras del Valle del Semois han inspirado a numerosos artistas. Este entorno natural excepcional ofrece también una multitud de actividades deportivas: paseos a pie o en bici, pesca, kayak en el Semois, parque de aventuras… En lo que se refiere a los eventos, el Festival de la Trucha, la Fiesta medieval y la Fiesta de Caza permiten disfrutar plenamente del ambiente de esta ciudad histórica.