Ven a Namur y disfruta de las mejores cervezas belgas, pero también de otros productos típicos de Bélgica como el caracol, la fresa o el chocolate. ¡Sorprende a tu paladar!

Le Petit Gris, un caracol muy particular

Le Petit Gris no es solamente un caracol y una especialidad culinaria de la región, es sobre todo el animal fetiche de Namur. Cuenta la leyenda que los namurenses son tan lentos como este gasterópodo. En el campo circundante, en Warnant y en Fernelmont, los criaderos de caracoles crían los Petits-Gris que se sirven en los restaurantes de la región… Cautivarán a los grandes conocedores de esta especialidad. Y los curiosos estarán contentos de haberla descubierto.

La cerveza Houppe y la cerveza Philomène

En las proximidades del centro de Namur, actualmente hay dos cervecerías productoras que merecen una visita. La cerveza La Houppe, de la cervecería Brasserie de l’Échasse, gusta por su amargor fino y equilibrado. En cuanto a la La Philomène, es una cerveza que elabora la cervecería Brasserie du Clocher y se desmarca por su amargor perfectamente controlado, acabado con un punto astringente.

La fresa de Wépion

Los amantes de las fresas no podrán obviar esta variedad con un gusto inimitable. Reconocidas desde principios de siglo, no han dejado de ganar renombre. En Wépion, el cultivo de la fresa es una tradición que se ha perpetuado hasta hoy.

Lo que las hace tan buenas no es solamente el cultivo en la tierra, sino también la variedad particular y local. Para saber más, tienes una cita en el Museo de la Fresa de Wépion.

Le Biétrumé: un caramelo que no se engancha a los dientes

En 1954 apareció esta especialidad azucarada típicamente namurense. Este caramelo blando que no se engancha a los dientes se elabora con crema fresca cocida y avellanas tostadas. Le Biétrumé se difunde en dos gustos que se funden en la boca: el chocolate y la mantequilla. ¿Cuál eliges?

Vous aimerez aussi