Primo de las conocidas albóndigas de Lieja, el vitoulet es muy distinto, a pesar de las apariencias, y muy popular entre los habitantes. En cuanto al escabeche es un plato de lo más elaborado.

El escabeche

Aunque es de origen español, el escabeche se implantó muy pronto entre los hábitos de Charleroi. En sus orígenes, se hacía esta preparación para conservar carnes y pescados gracias al vinagre que contenía. Hoy es una receta a base de truchas o anguilas que se come fría, alrededor de dos días después de su preparación.

La Blanche de Charleroi

Esta cerveza blanca a base de malta y de trigo ha visto el día en un edificio declarado monumento del s. XVIII, cercano a la abadía d’Aulne (en las proximidades de Charleroi). Su característica principal es su sabor afrutado y refrescante que recuerda a la naranja, el cilantro y la piña.

Las vitoulets

Las vitoulets son bolas de carne picada que deben su nombre (de «vite», rápido) a la velocidad con la que se cocina, lo que antaño permitía prepararlas en caso de que llegara un invitado imprevisto.

La gayette de Charleroi

Se trata de una pequeña trufa que se derrite, cubierta de crema con mantequilla, bañada de chocolate con leche, con el aspecto del carbón. Simboliza la historia industrial de la región.

Vous aimerez aussi