Viajar a Valonia, en el sur de Bélgica, es también descubrir ciudades con un tamaño humano. Si bien todas tienen sus características, su punto en común es que ofrecen una bienvenida cálida a los visitantes. En el programa: ¡un patrimonio rico, cultura, relax y gastronomía!