Tarta al D'jote | Gastronomía belga

Tiempo de preparación: 1 hora
Ingredientes (para 6 personas):

150 g de harina para la masa

20 g harina para unir la masa

50 g de mantequilla sin sal

1 yema de huevo

1 huevo

20 ml de leche

10 g de levadura (a diluir en parte de la leche templada y 1 pizca de azúcar)

1 pizca de sal (a agregar al final del amasado)

Para el relleno:

1 queso de Nivelles de 200 g o, en su defecto, otro queso para untar

2 hojas de acelga del tamaño de una mano (extraer los nervios)

1 cucharada sopera de perejil picado

1/2 cebolla pequeña

1 huevo

1 pizca de sal

2 vueltas al molinillo de pimienta (máx.)

50 g de mantequilla (con sal) derretida

Elaboración:
Tamizar la harina pasándola por el chino o por un colador fino para que no se formen grumos. Poner los 150 g de harina en forma de volcán y colocar en el centro la levadura diluida, el huevo, la mantequilla derretida y la leche. Unir la masa trabajándola con los 20 g de harina restantes y sazonar con una pizca de sal. Confeccionar una bola con la masa de 175 g aproximadamente y dejar reposar para que aumente de volumen.

Mezclar el queso con el huevo, la mantequilla derretida, las acelgas ligeramente hervidas y la cebolla pochada. Salpimentar.

Extender la masa en un molde untado con mantequilla. Pintar los bordes con una yema de huevo sazonada con sal. Rellenar el molde con aproximadamente 8 mm de queso.

Meter en el horno precalentado a 220ºC, alrededor de 10 minutos, hasta que la masa esté dorada.

Servir bien caliente y decorar con bolas de mantequilla por encima porque una tarta Al d’jote siempre debe estar bi tchaude, bi blète, qu’èl bûre dèsglète, es decir «muy caliente, muy esponjosa y con la mantequilla derritiéndose por los lados».

Eric Boschman le recomienda acompañar esta tarta con la cerveza ámbar Jean de Nivelles.