En Valonia, numerosos monumentos y eventos se distinguen por su riqueza cultural o natural. Estos lugares, que son una fuente de admiración, y una memoria de nuestras raíces, están inscritos en el patrimonio mundial de la UNESCO.

Spa y las grandes ciudades de agua en Europa

La ciudad de Spa, que ha dado su nombre a todos los spas del mundo, ha sido declarada junto con otras 10 grandes ciudades de agua de Europa como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Fuente de vida y de bienestar, el agua ha dado forma a las ciudades termales y su urbanismo: para los bañistas, hemos creado parques, teatros o incluso salas para conciertos. Entre principios del siglo XVIII y principios del siglo XX, las grandes ciudades termales eran también el sitio en el que las personas se encontraban e intercambiaban ideas innovadoras. El termalismo europeo es un fenómeno cultural que va más allá de la balneoterapia. Desde julio de 2021, su importancia y su herencia han sido reconocidas como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

© MT Spa Hautes Fagnes

Ruta UNESCO en bici

500 km divididos en 11 etapas para descubrir el patrimonio valón reconocido por la UNESCO.

©  WBT - Bruno D'Alimonte

Patrimonio inmobiliario, una herencia que preservar

Campanarios seculares, ascensores del Canal du Centre, catedrales grandiosas, sitios arqueológicos, emplazamientos mineros importantes o geoparques excepcionales… Estos tesoros del patrimonio de la humanidad constituyen un testigo de nuestro pasado y una herencia para las generaciones futuras. ¡Descúbrelos ya!

© Wapict

 
¿Los campanarios de Francia y Bélgica han sido declarados monumento por la UNESCO, ¿pero conoces su historia ? Construidos entre el siglo XI y el XVII, los campanarios son torres en los que se hacían sonar las campanas para advertir a la población de que se acercaba un enemigo, de que se iba a llevar a cabo una ejecución capital o durante los eventos importantes. Los campanarios son un símbolo de las comunidades libres; los que habían obtenido de su señor feudal el derecho de administrarse ellas mismas.

Patrimonio cultural inmaterial, saber hacer y tradiciones

¿Qué tienen en común las marchas folclóricas, la Ducasse de Ath, el Doudou de Mons o la cultura de la cerveza? Estas tradiciones constituyen un «patrimonio vivo» y expresan parte de la identidad valona. Participar en estos eventos populares es preservar nuestra cultura. ¡Descubre todos los eventos UNESCO!