Waterloo | Vive la reconstrucción de la Batalla

Waterloo marcó un antes y un después en la historia europea. ¡Y ahora puedes viajar al pasado y verlo con tus propios ojos en su gran reconstrucción histórica!

 

Patrimonio

 

A 5 km, hacia el sur de Waterloo, podrás visitar la Colina del León, el monumento que conmemora la batalla. En frente se encuentra el Panorama, un edificio circular que conserva el lienzo realizado en 1912 por Louis Dumoulin.

A poca distancia de la Colina, en dirección hacia Genappe, se halla la antigua granja de 1757, que fue el último Cuartel General de Napoleón. Se trata del único museo de Bélgica dedicado a Napoleón y conserva tanto recuerdos personales del emperador como objetos relacionados con la batalla.

Recuerda que, cada año se llevan a cabo reconstrucciones de la Batalla de Waterloo, con muchas actividades y más de 6.000 actores.

Una recomendación: no te pierdas el Museo Wellington, ubicado en un antiguo edificio del s. XVII de Waterloo y el nuevo Memorial de Waterloo en Braine l'Alleud, es decir, en las proximidades.

 

Destacamos

 

¡Probar la Tarta de azúcar! Una especialidad gastronómica de Waterloo.

Visitar los alrededores, en particular la Fundación Folon en La Hulpe y el Parque de Solvay.

Ir a Louvain la Neuve, una ciudad joven y vibrante que alberga el Museo Hergé, el creador de Tintín.

Pasear por la Abadía de Villers la Ville. Fundada por los cistercienses en el s. XII, se encuentra a 30 km al sur de Waterloo.

Ver el Festival de Valonia de Arquitectura y Música.

Visitar la Colegiata de Sainte Gertrude, en Nivelles.

Reírse con las atracciones acuáticas de Aqualibi.