Durbuy, una pequeña gran ciudad para toda la familia

Durbuy cautiva a los visitantes con el encanto de sus calles adoquinadas, en las que podrás encontrar múltiples tesoros. Por ejemplo, las antiguas murallas, que le han permitido obtener el estatus de ciudad antigua. Recorriéndolas, en pareja o en familia, llegarás hasta una de las puertas de entrada.

Durbuy está a 2 h de Bruselas en tren

Durbuy está a 1 h de Lieja

¡Durbuy es una pequeña ciudad con un encanto romántico innegable! Enclavada en los meandros del Ourthe, alberga en su corazón histórico un laberinto de callejuelas, adoquinadas y sinuosas con pequeñas construcciones de piedra a los lados. Entre estas calles, no te pierdas las más antigua de Durbuy, la rue Daufresne de la Chevalerie, cubierta de guijarros que proceden del Ourthe.

Sin embargo, los encantos de la ciudad más pequeña del mundo no se detienen en sus muros. El patrimonio y la naturaleza casan a la maravilla en la ciudad más pequeña del mundo. El  Parque de las Topiarias es uno de los lugares que no te puedes perder, sin olvidar el entorno verde, el peñasco del anticlinal y su fuente, el pico rocoso en el que se encuentra el castillo…

A todos los visitantes, Durbuy les promete una bonita escapada al corazón de Las Ardenas belgas. Disfruta del paisaje, la alegría de sus calles y las mesas de sus restaurantes, donde la gastronomía local seducirá tu paladar. Durbuy es conocido por su gastronomía y, especialmente, por sus cangrejos.

Los más pequeños y aventureros, se divertirán con los circuitos en bici y el parque de aventuras de Adventure Valley Durbuy.