Qué ver en Tournai | Lo más difícil es elegir

Si no sabes por dónde comenzar, la Oficina de Turismo de Durbuy propone regularmente rutas históricas y gastronómicas a través de la ciudad antigua. Acompañado de un guía, tendrás la ocasión de visitar las calles y hacer paradas gustativas en los productores y comerciantes locales.

La vieille ville

Esta pequeña joya de la Edad Media ha sabido conservar su pasado para convertirse en un pueblo romántico y acogedor enclavado en los meandros del Ourthe. Las calles adoquinadas y sinuosas, con sólidas construcciones de piedra, tienen en lo alto un castillo colgado de un pico rocoso… La antigua ciudad de Durbuy garantiza una escapada a la autenticidad de Las Ardenas belgas.

El anticlinal – El peñasco de Omalius

Este enorme peñasco ubicado en el corazón de la ciudad le ha dado renombre. Este macizo calcáreo, también llamado «roche à la Falize», es de un auténtico esplendor natural y deja entrever los distintos estratos geológicos. Lo ponen de relieve una fuente y unos juegos de luces y de cascadas.

El Parque de las Topiarias

Este inmenso jardín de una hectárea ubicado a orillas del Ourthe es uno de los lugares más sorprendentes de la ciudad. Las topiarias son árboles tallados y esculpidos de distintas formas. ¡En el parque encontrarás sirenas, elefantes o incluso cocodrilos! La terraza y el café del parque ofrecen unas magníficas vistas de la ciudad.