Waterloo | Campo de batalla

El 18 de junio de 1815, tuvo lugar un evento clave de la historia europea: Napoleón fue vencido frente a los ejércitos de Blücher y Wellington. Es este último el que hará pasar Waterloo a la posteridad, firmando la victoria en su cuartel general ubicado en la localidad brabanzona.

Hoy en día, el sitio del campo de batalla se presenta casi como era 200 años atrás. Sigue los pasos de estos hombres que marcaron la historia visitando la Colina del León, con su imponente estatua de bronce colado con los cañones franceses y colgada a 40 m de altura, el Museo Wellington y el Memorial 1815.

Waterloo, en Bélgica, es también una ciudad en la que se vive bien, con un golf en las proximidades y numerosos senderos a pie o en bici. ¡A los amantes de las compras les gustará porque Waterloo tiene más de 700 comercios! En términos de gastronomía, encuéntrate alrededor de una deliciosa tarta de azúcar o de una cerveza Waterloo elaborada en la granja de Mont-Saint-Jean, donde se cuidaban a los heridos en 1815.