La Roche-en-Ardenne, una auténtico tesoro en un entorno verde

La Roche-en-Ardenne, más comunmente llamada «La Roche» es un destino muy popular, que descubrir en familia para pasar un fin de semana o una breve estancia rodeado de naturaleza en un entorno con mucho ocio.

#Recorridos #Patrimonio #EnFamilia

Ubicado en pleno centro de la Ardenne belga, en medio de un paisaje de bosques espesos que invitan a pasear, de valles y de mesetas agrícolas, La Roche hace soñar a los amantes de los lugares llenos de historia, por no decir de historias. Como el de la leyenda de Berthe, la hija de un señor del castillo en el siglo XI, que aparecería todavía hoy por las ruinas del castillo algunas tardes. En su época, el señor, que deseaba casar a su hija Berthe, organizó un torneo cuyo vencedor sería su yerno. Desgraciadamente, un misterioso pretendiente que ganó la prueba mató al favorito de la hija. El día después de la noche de bodas, se encontró a Berhte muerta. El vencedor era en realidad una joven celosa que había hecho un pacto con el diablo para vengarse. Desde entonces, el fantasma de Berthe vaga por las ruinas.

Pero La Roche tiene muchos otros tesoros que descubrir a sus visitantes, como el museo de la batalla de Las Ardenas, un lugar de memoria histórica obligatorio. Los gastrónomos podrán probar las especialidades locales, como el conocido jamón de Ardenne que forma parte del patrimonio gastronómico local.

Con su parque de animales, su museo de Gres de La Roche, sus descensos en kayak y en rafting, las ruinas de su castillo feudal, La Roche seducirá a todos y ocupará los fines de semana.